Historia de la barba - masquebarbas.com
305
post-template-default,single,single-post,postid-305,single-format-standard,bridge-core-3.0.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-29.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.13.0,vc_responsive

Historia de la barba

Durante toda tu infancia has visto barbas, pero no conoces la historia de la barba.

El carpintero de tu barrio, el conductor del autobús, tu vecino del tercero o el profe de dibujo en el colegio.

Sobre todo de niño, te sorprendió verlas en la televisión en personajes como Chuck Norris, George Michael, Hulk Hogan o Keanu Reeves.

Nosotros también teníamos nuestra versión española de barbas ilustres como la de Chanquete, Curro Jimenez, Antonio Resines o Emilio Aragón entre otros grandes personajes televisivos. 

Cada uno de nosotros hacía sus primeros intentos en el baño de casa como podía para dar forma al poco pelo que había con los conocimientos y las herramientas de aquella época.

No existía Youtube, ni Instagram, ni Tiktok ni los tutoriales que a día de hoy nos hacen la vida más fácil.

¿Quién fue el primero en llevarla?

Esta pregunta siempre ha rondado tu cabeza.

¿De dónde sale toda esta moda de la barba?

¿Cuál es la historia de la barba?

Hoy vamos a hacer un pequeño repaso de esa historia. 

¡Vamos a ver juntos la historia de la barba!

La barba siempre ha sido un atributo del aspecto masculino desde el principio de la civilización humana. Aunque su significado ha variado a lo largo del tiempo y en diferentes culturas, la barba ha demostrado una expresión de masculinidad, virilidad, poder y sabiduría

Los orígenes de la barba se remontan a la prehistoria, cuando los hombres comenzaron a dejarse crecer el vello facial como protección contra el frío y las inclemencias del tiempo. La barba también se consideraba un signo de madurez y fuerza física, y a menudo se la asociaba con la capacidad de cazar y proporcionar alimentos para la tribu.

La historia de la barba en Egipto y Mesopotamia

En Egipto y Mesopotamia, la barba se consideraba un símbolo de divinidad y poder. Los faraones egipcios se representaban con barbas postizas, y los sacerdotes mesopotámicos afeitaban toda su cabeza y barba como signo de su dedicación religiosa. Los reyes babilónicos y asirios también usaban barbas largas y elaboradamente rizadas para demostrar su autoridad y estatus.

Grecia

Los filósofos griegos a menudo se dejaban crecer barbas largas y espesas para demostrar su conocimiento y experiencia. Sin embargo, en la época helenística, la moda comenzó a cambiar y muchos hombres comenzaron a afeitarse para mostrar su juventud y belleza física.

La historia de la barba en el Imperio Romano

En la antigua Roma, la barba también era vista como un signo de madurez y autoridad. Los emperadores romanos a menudo usaban barbas largas y rizadas para demostrar (otra vez más) su poder y estatus. Sin embargo, en la época imperial, la moda comenzó a cambiar y muchos hombres comenzaron a afeitarse (la historia se repite) para seguir la moda de parecer más jóvenes y atractivos.

Durante la Edad Media, los caballeros a menudo llevaban barbas largas trenzadas como símbolo de su valentía y habilidad en la lucha.

En la época del Renacimiento, la barba volvió a ser vista como un signo de sabiduría y conocimiento, y muchos artistas, científicos y filósofos se dejaban crecer barbas largas y espesas para demostrar su posición social. 

La historia de la barba en la Era Moderna

En la era moderna, la popularidad de la barba ha fluctuado a lo largo del tiempo. Durante la Revolución Industrial, para la clase trabajadora el afeitado se convirtió en la norma, ya que se creía que la barba era poco higiénica y un signo de pobreza. Sin embargo, para la alta sociedad la moda masculina dictaba barbas y bigotes elaborados y cuidadosamente recortados, ya que tenían tiempo y recursos para cuidarla. Además a ellos no se les iba a enganchar en ninguna máquina mientras trabajaban. 

En la década de 1960, la barba volvió a ser popular entre los hombres jóvenes que se rebelaron contra la norma establecida. El canon era cara afeitada a diario, dando imagen de limpieza y disciplina. 

En la década de 1990

La barba experimentó un declive en su popularidad, después de haber sido un accesorio de moda icónico en las tres anteriores décadas. La cultura popular comenzó a alejarse de la estética del grunge y de la cultura alternativa que habían popularizado las barbas descuidadas y sin afeitar. La cultura mainstream comenzó a buscar un aspecto más pulido y elegante, lo que significó el fin de la moda de la barba descuidada.

Además, la creciente popularidad del movimiento metrosexual, que promovía una imagen cuidada y pulida para los hombres, hizo que invirtieran más tiempo y dinero en su cuidado personal, incluyendo el afeitado y el cuidado de la piel, que no incluía la barba.

Otro factor que contribuyó al declive de la barba en los años 90 fue la cultura corporativa. Con el aumento de los trabajos en la oficina y los entornos corporativos, se comenzó a esperar que los hombres mantuvieran una apariencia impecable y profesional en el trabajo. Esto significó que los hombres comenzaron a afeitarse con más frecuencia, lo que llevó a una disminución en la popularidad de la barba.

A pesar de la disminución de la popularidad de la barba en los años 90, no desapareció por completo. Algunos hombres todavía optaron por tener barbas cuidadas y recortadas, y la cultura de la barba todavía estaba presente en algunas subculturas, como la escena del rock, la cultura biker, los tatuajes…

En la década de 2000, la barba continuó siendo una tendencia popular minoritaria en la moda masculina. Los estilos de barba se diversificaron, con opciones que van desde barbas cortas y recortadas hasta barbas completas y densas. Los hombres comenzaron a invertir más tiempo y dinero en el cuidado de su barba, lo que resultó en una mayor aceptación social de la barba como una forma válida de expresión personal.

La historia de la barba en la actualidad

En los últimos años, la barba ha tenido un resurgir con muchísima fuerza y es una tendencia popular en la moda masculina. Sin embargo, también ha habido una reacción contra la barba por parte de algunos en la cultura popular. Algunos argumentan que la barba se ha convertido en un cliché y que la verdadera expresión personal se encuentra en un rostro afeitado. A pesar de esto, la barba sigue siendo una elección popular entre los hombres que buscan una forma de definir su masculinidad y su estilo personal.

Por suerte para nosotros, como barbudos, la barba ha sido una parte importante de la moda masculina en las últimas décadas, y su popularidad sigue en aumento.

Mayor número de barberías y profesionales, mayor cantidad de productos y de más calidad en el mercado, más diversidad y aceptación por parte de la sociedad, por lo tanto más visibilidad.  

A medida que la moda sigue evolucionando, es probable que la barba siga siendo la  elección popular de muchos hombres que buscan una forma de expresión personal y definición de su masculinidad.

¿Y tú? ¿Qué tipo de barbudo eres?

Tags:
[social_share show_share_icon="yes"]